Mi primera vez
Alos 12 años con una amiga de mi mama ella de 37 años guera buenisima y sexy mi mama me la presento ella me vio con ternura un dia llego buscando a mi mama yo sali de bañarme en toaya toco la puerta sali y me vio vi que los pesones le incharon se paso platicamos lloro por algo que platicava la habrase la bese me beso nos cachondeamos la tenia erecta la desnude me la mamo riquisimo me sente en una silla se me suvio me dolio se movia despasio y mas y mas sevino grito se levanto la puse de perr...

Leer relato completo - << Votar Relato >>


la probe y me gusto
hola quiero contarles que aunque me anime a escribir en este foro esto que me paso es real, yo no me siento joto ni mucho menos pero un dia que fui a una estetica a cortarme el pelo, estaba mi peluquero dandome un masaje corporal con un aparato vibrador que de vez en cuando me lo pasaba por las piernas creo que para exitarme y el caso es que si me exite y cuando el se dio cuenta me pidio que pasaramos a un cuartito que tenia en la parte de atras y ya estando en el cuartito el me bajo los panta...

Leer relato completo - << Votar Relato >>


CONFESIONES SEXUALES DE ROSALINA 2
CONFESIONES SEXUALES DE ROSALINA 2

Debuté con mi prima Raquel

Una tarde en que quedamos totalmente solas en la casa, encerrándonos en el cuarto de Raquel comenzamos a parodiar las poses obscenas de las mujeres que viéramos en las revistas. El aparentemente inocente juego, nos fue llevando a la desnudez total y entonces, comenzamos a explorar sensualmente nuestros cuerpos con las manos, comprobando y comentando la excitación que nos daba el manoseo a los pechos en maduración y el roce de lo...

Leer relato completo - << Votar Relato >>


CONFESIONES SEXUALES DE ROSALINA 1
Lo que leerán a continuación, es absolutamente la verdad,
nada está inventado ni ficcionado, es la confesión de una mujer que, a los sesenta años, ha hecho un repaso de su vida y
encuentra que a pesar de las cosas buenas y malas, terribles, realizadas, no he sido ni mejor o peor que cualquier otra,
de esas a quien la gente alaba por su conducta social y que, como casi todas las demás en todo el mundo, satisfacen sus apetitos más acuciantes cargando en los hombres la responsabilidad por conduc...

Leer relato completo - << Votar Relato >>


CONFESIONES SEXUALES DE ROSALINA 23
CONFESIONES SEXUALES DE ROSALINA 23

La verdad y la paz

Siguiendo el consejo de Susana, vestí para la ocasión el más delicadamente lujoso conjunto de lencería, enfundándome en un sencillo traje sastre, sin blusa. Desde la relación con Gloria y Alessandra, había comprendido cuanta obviedad suelen manifestar las mujeres homosexuales con esa torpe insistencia rebelde de aparentar como varones. Aunque para mí, admitía y deseaba ser lesbiana, cuidaba que esa tendencia no se trasluciera en mi ex...

Leer relato completo - << Votar Relato >>


CONFESIONES SEXUALES DE ROSALINA 22
CONFESIONES SEXUALES DE ROSALINA 22

Adiós al hombre

Cuando Susana me condujo a la pieza, una desazón temerosa casi me hizo desistir pero ella me tranquilizó con un cariñoso abrazo y entré a la habitación como si fuera un cuarto de torturas. Contra lo esperado, no había señales del hombre y, siguiendo un presentimiento, fui hasta la mesa de noche donde encontré una nota de mi analista. Con sucinta crudeza, Susana me indicaba que debería desvestirme totalmente y esperar acostada en la cama l...

Leer relato completo - << Votar Relato >>


CONFESIONES SEXUALES DE ROSALINA 21
CONFESIONES SEXUALES DE ROSALINA 21

La aparición de Susana

El regreso de mi marido marcó un impaciente compás de espera en nuestras relaciones, pero aun así, me las arreglé para sostener unas tan furtivas como fugaces relaciones con ellas, especialmente con Alessandra, la que me había subyugado por su apariencia y actitudes, en las que conseguía amalgamar toda la belleza y ternura de una mujer con la reciedumbre y modales perentorios de un hombre. Me alucinaba ese cuerpo de tersa morbidez ...

Leer relato completo - << Votar Relato >>


CONFESIONES SEXUALES DE ROSALINA 20
CONFESIONES SEXUALES DE ROSALINA 20

El reencuentro

Pasó un lapso en el que me dediqué a hacer nada y, a pesar que mi marido estaba en el país, perdía el tiempo en cosas tan mundanas como ir a sesiones de gimnasia, hacerme masajes, aprender cosmetología y recorrer tiendas. Lo fútil se adueñaba de mí y realmente me estaba convirtiendo en una “señora gorda”, a pesar de que mi cuerpo daba ejemplo físico de todo lo contrario; tenía cuarenta y seis años pero lucía como de treinta y siete o trein...

Leer relato completo - << Votar Relato >>


CONFESIONES SEXUALES DE ROSALINA 19
CONFESIONES SEXUALES DE ROSALINA 19

Lo impensado

Vivir en el Country ya no tenía sentido. Mis hijos, ya adultos, se quedaban la mayoría de las noches en Buenos Aires para ir al otro día a la Facultad, mi marido sólo era un visitante nocturno con el que ocasionalmente compartía alguna cena y el negocio, sin la presencia de la muchacha ya no me atraía y sólo servía para demostrarme lo sola que estaba.
Sin grandes dificultades, se vendió la casa, compramos un departamento en Palermo y, milag...

Leer relato completo - << Votar Relato >>


CONFESIONES SEXUALES DE ROSALINA 18
CONFESIONES SEXUALES DE ROSALINA 18

Conquistando a mi hembrita

Analizando que en el Club había equipos de voley femenino, atletismo y tenis, solicité y conseguí de la Comisión Directiva la autorización para abrir un local de ropa femenina y accesorios para esas disciplinas.
El negocio fue un éxito desde el principio, ya que no sólo tenía prendas deportivas. Blusas, faldas y seleccionados vestidos que una boutique me había concesionado, más una excelente colección de lencería convocaron in...

Leer relato completo - << Votar Relato >>


CONFESIONES SEXUALES DE ROSALINA 17
CONFESIONES SEXUALES DE ROSALINA 17

Mi primer sexo múltiple

Esa madrugada y en medio de la niebla matinal del otoño, la acompañé hasta la calle donde esperaba el coche de alquiler que la llevaría al aeropuerto. Arrebujada en mi bata, despedí con la mano al auto hasta que sus luces se perdieron en la bruma y cuando regresaba sollozante hacia la entrada a mi casa, tropecé con un chico vecino del club. Teníamos una vaga amistad con sus padres y me costó reconocer en aquel fornido joven al chi...

Leer relato completo - << Votar Relato >>


CONFESIONES SEXUALES DE ROSALINA 16
CONFESIONES SEXUALES DE ROSALINA 16

Al fin, el trío

A partir de ese día, el sexo ya no fue lo mismo para ninguna de las dos. Pasábamos el día juntas buscando el placer para someter y someternos a las más desquiciadas penetraciones sin dar descanso a nuestra imaginación. Hoy debo confesar que no reconocimos límites y una especie de afán destructivo parecía guiarnos de una manera demoníaca para cometer los más atroces actos sexuales.
Las longanizas volvieron a cobrar vida y se constituyero...

Leer relato completo - << Votar Relato >>


CONFESIONES SEXUALES DE ROSALINA 15
CONFESIONES SEXUALES DE ROSALINA 15

Lo lésbico me ganó

A mediados de noviembre, la quinta vecina fue comprada por un ex socio de mi marido para su mujer de la que acababa de obtener el divorcio, como parte del acuerdo de división de bienes. Yo la conocía superficialmente, ya que a mi marido no le gustaba mezclar su trabajo con la vida privada y, sólo en ciertas ocasiones muy esporádicas, nos habíamos encontrado en fiestas de terceros.
Lo que yo no sabía era que mi marido sostenía con ella...

Leer relato completo - << Votar Relato >>


CONFESIONES SEXUALES DE ROSALINA 14
CONFESIONES SEXUALES DE ROSALINA 14

Mi primera entrega a un extraño

Como cualquier persona normal, acompañaba las relaciones con mi marido con imágenes de situaciones vividas anteriormente y así como se cruzaban algunas escenas lésbicas, predominaban las de aquellos hombres que desde mi adolescencia habían gozado con mi cuerpo. Paulatinamente, fueron ocupando mi mente y casi palpablemente, sentía el regusto agridulce de distintos espermas o el vigor y tamaño de las distintas vergas, pero c...

Leer relato completo - << Votar Relato >>


CONFESIONES SEXUALES DE ROSALINA 13
CONFESIONES SEXUALES DE ROSALINA 13

Mi entrada a la zoofilia

Sumergidos en este vendaval del placer, inusual en un matrimonio con más de diez años, disfrutábamos de él sin cuestionarnos el grado de depravación ni las necesidades insatisfechas del otro. Nuestra máxima alegría era encontrar o fabricar la oportunidad de estar absolutamente solos y entregarnos a la ilimitada satisfacción de acuerdo con aquel tácito pacto en Palermo.
Con la llegada de la primavera, la desaforada actividad de m...

Leer relato completo - << Votar Relato >>







Participa en la web








Contacto
Categorias
- Amor filial
- Autosatisfacción
- Bisexuales
- Confesiones
- Control Mental
- Dominación
- Entrevistas / Info
- Erotismo y Amor
- Fantasías Eróticas
- Fetichismo
- Gays
- Grandes Relatos
- Grandes Series
- Hetero: General
- Hetero: Infidelidad
- Hetero: Primera vez
- Intercambios
- Interracial
- Lésbicos
- MicroRelatos
- No Consentido
- Orgías
- Parodias
- Poesía Erótica
- Sadomaso
- Sexo Anal
- Sexo con maduras
- Sexo con maduros
- Sexo Oral
- Sexo Virtual
- Textos de risa
- Transexuales
- Trios
- Voyerismo
- Zoofilia


Afiliados