Mi inicio como fetichista
Esta es mi verdadera historia.

Leer relato completo - << Votar Relato >>


Pareja Humeda
Como disfrute de una pareja que me mearon en su propia casa.

Leer relato completo - << Votar Relato >>


No hay dos sin tres: Mi experiencia - conclusión 2
Esto es el fin de mis relatos.

Leer relato completo - << Votar Relato >>


No hay dos sin tres: Mi experiencia - conclusión 1
Esta es mi experiencia real.

Leer relato completo - << Votar Relato >>


Fiesta de bragas en el bar
Tina y yo nos follamos a dos hermanas maduras en su propio bar.

Leer relato completo - << Votar Relato >>


Mi primer contacto con unos pies
Como descubrí, gracias a mi tía, mi tremenda adicción al pie femenino y su olor...

Leer relato completo - << Votar Relato >>


Tina, la madura y sus bragas
Experiencia fetichista con mi amiga Tina y una mujer madura propietaria de una tienda de ropa.

Leer relato completo - << Votar Relato >>


Mis Dos Reinas
Esclavo de los pies de madre e hija.

Leer relato completo - << Votar Relato >>


Mi placer prohibido
Mi fascinación con la lencería femenina desde los 15 años y mis experiencias disfrutando de mi placer secreto en la soledad de mi casa.

Leer relato completo - << Votar Relato >>


No hay dos sin tres (reencuentro)
Nueva experiencia como fetichista con un matrimonio.

Leer relato completo - << Votar Relato >>


La jinete fantasma
Un preso la escucha llegar... Y escucha su epica historia de boca de los muertos que acompañan su cabalgar.

Leer relato completo - << Votar Relato >>


No hay dos sin tres (experiencia)
Por fin pude tener una experiencia con una pareja, besando los pies de ella.

Leer relato completo - << Votar Relato >>


Ruta fascinante
Combinación de deporte con erotismo fantástico.

Leer relato completo - << Votar Relato >>


Un mar de botas para el profesor (1)
Todos los días mi vista tropezaba con un reluciente mar de botas negras y lustrosas que causaban en mí toda clase de pensamientos eróticos.

Leer relato completo - << Votar Relato >>


A mis pies te pones y de ello gozas
Vienes de tu trabajo, entras con cuidado y dejas tu bolso, cuidadosamente, te sacas tu jersey y bajas tu falda, las colocas en la percha y te refrescas con una esponja. Te sacas tus zapatos y te pones unas zapatillas, de goma: notas, la sujeción que entra entre los dedos pulgar e índice de ambos pies. Y vienes dispuesta, refrescada a verme. Estoy sentado, viendo un documental, te arrodillas, mansamente.

Leer relato completo - << Votar Relato >>







Participa en la web








Contacto
Categorias
- Amor filial
- Autosatisfacción
- Bisexuales
- Confesiones
- Control Mental
- Dominación
- Entrevistas / Info
- Erotismo y Amor
- Fantasías Eróticas
- Fetichismo
- Gays
- Grandes Relatos
- Grandes Series
- Hetero: General
- Hetero: Infidelidad
- Hetero: Primera vez
- Intercambios
- Interracial
- Lésbicos
- MicroRelatos
- No Consentido
- Orgías
- Parodias
- Poesía Erótica
- Sadomaso
- Sexo Anal
- Sexo con maduras
- Sexo con maduros
- Sexo Oral
- Sexo Virtual
- Textos de risa
- Transexuales
- Trios
- Voyerismo
- Zoofilia


Afiliados