webcams porno webcams porno webcams porno



Pulsa en la foto
- 19 anos


Conexion desde su casa
"Imagen real



Pulsa en la foto
- 22 anos


Conexion desde su casa
"Imagen real"


Pulsa en la foto
- Edad 19


Conexion desde su casa
"Imagen real"


Relato: En la carcel: La elección de Daddy



Relato: En la carcel: La elección de Daddy

Escribo estas líneas desde la prisión...



Llegue hace seis meses, ahora integro un plan de reeducación que incluye
trabajar en Internet. como deben saber las condiciones en la presión no son las
mejores y ocurren cosas que jamás hubiesen pensado que ocurrirían. Bueno les
cuento algo que me paso al llegar, soy primerizo y llegue acá luego de una
sentencia por haber robado dinero en la vía publica.



Como les contaba, la primera noche de mi llegada acá, tenia mucho miedo, había
escuchado historia terribles acerca del tipo de personas que habían en este
lugar, mi mayor temor era como defenderme contra el ataque de los reclusos, soy
bien parecido, y tengo un cuerpo trabajado producto de horas en el gym.


El hecho que ya estaba en mi celda y mis compañeros me había
recibido muy bien, aunque me dijeron que tuviera cuidado con el jefe de la
sección, con el daddy que se le debía respeto y consideración, estaba intrigado,
sabia que en la cárcel existen reglas no escritas y esta era una de esas. Me
intrigaba saber quien era el Daddy, y que coños querría de mi, pasaron alrededor
de dos días, y aun no había visto al famoso tipo, en el intertanto me toco ver
una escena que jamás imagine que viviría, a un compañero de otra celda lo
atacaron en lo baños, mientras nos duchábamos y fue herido mortalmente y se
encontraba en la enfermería casi al borde de la muerte.



Al fin llego el día esperado, se apareció un grupo de hombres, rodeando a un
hombre maceteado , varonil y atractivo, que al verme me guiño el ojo, y me dio
una mirada picara, tenia apariencia de un hombre de edad similar a la de mi
padre, uno de los tipos que lo rodeaba se acerco y me dijo al oído: te presento
a Daddy, hoy es tu día, como si un temblor recorriera mi cuerpo esas palabras
recorrieron mi mente, era un hombre que fuera de este sitio pasaría como un
ejecutivo, en seguida, me dijo nuevamente: prepárate, o te pasara lo mismo que
tu vecino, te espera hoy a la noche y quiere que seas suyo. Me dio un miedo
inmenso, estaba pasando lo que mas temía, ser sodomizado, recordé lo que había
ocurrido ese día en el baño comunitario, y ahora entendía las palabras que
escuche cuando vi que el cuchillo brillar bajo la ducha:no serás de nadie mas.
un nuevo temblor recorrió mi cuerpo.



Llegaba la noche, y lleno de miedo regreso el hombre que me había hablado
aquella tarde, se acerco a mi y me dijo hasta ahora nadie te ha tocado esperan
que Daddy decida. Debes esforzarte ya que si no le agradas será victimas de todo
el pabellón, en ese instante los ojos de mis buenos vecinos de celda brillaron
con una cara de deseo y lujuria.



Lo tenía claro, debía agradarle a Daddy o seria la puta del pabellón, idea que
no me agradaba para nada.



Fui conducido a la celda de Daddy, estaba solo, estaba decorada como una
habitación de una casa modesta, sin las restricciones de espacio y elementos
necesaria para pasar una vida agradable en la prisión, había una TV y un vhs,
entre, hice coraje de tripas y me presente: Hola, como estas?, bien me dijo, así
que eres el chico nuevo, ven que quiero conocerte. me acerque y me dio la mano,
era fuerte y varonil, me dijo acercando su rostro al mío: Serás mi nene?, tengo
mucho cariño para dar, lo quieres recibir?, recordaba las advertencias, y lo que
me pasaría si no le agradaba, le conteste: Si, eres un hombre cariñoso y me
gustaría ser tuyo, querido Daddy.



Me ordeno que me desnudara, me dijo que estaba muy bien, que le agradaba, me
pidió que le desnudara, era un hombre fuerte, y atractivo, tenia unos grades
pectorales, veludo y macizo, un gran paquete con vellos largos y oscuros.


Me dijo que me arrodillara que me quería dar toda si leche,
con solo pensar que tendría ese pedazo de carne en mi boca, me daba la idea de
asco y humillación, al verme arrodillarme ese pedazo adquirió dureza y tamaño,
un gran tamaño, se acerco a mi, y con gran suavidad tomo mi cabeza y la acerco a
su gran tranca, sentía el olor a macho en mis narices, entre abrí mi boca y
sentí como un trozo de carne caliente entraba sentía el asco que antes había
imaginado, comenzó a follarme con suavidad y cuidado, mientras acariciaba mi
cabeza con ternura, me dijo que succionara con cuidado, que usara mis labios
para no dañarlo, comenzó a desaparece ese asco inicial y comencé a sentir un
placer que jamás imagine que pudiese sentir, sentía como esa carne dulce y
caliente entraba y salí de mi boca, y como a poco un suave liquido con sabor a
miel comenzaba a salir de su miembro. ya cuando había comenzado a sentir cierto
gustillo, se retiro, y me ordeno: Daddy quiere que le lamas sus bolas, quieres
hacerlo?, recordando lo que me pasaría si no le agradaba, me incline, comencé a
lamer esas bolas peludas, esta entusiasmado me sentía como una puta, Me tomo de
las mano y me llevo a la cama, me puso cara a bajo, y me dijo al oído: Daddy te
dará todo el amor que tiene guardado, sentí como comenzó a jugar con mi ano, y
como con mi propia saliva lubricaba mi ano, introducía sus dedos en mi boca y
luego en mi ano, estuvo un buen tiempo haciendo eso, mientras susurraba a mi
oído: quieres a tu Daddy?, Cuando sentía y deseaba que ese dedo llegara desde mi
boca a mi ano, dejo de hacerlo.



Comencé a sentir algo caliente entre mis nalgas, era ese miembro que había
estado lamiéndole esta duro y caliente, comencé a sentir como puso la puntita en
mi culo, y como poco a poco la introdujo en mi ano, sentía dolor y gemí con
dolor, se acerco a mi oído y dijo: Daddy no le hace daño a los chicos buenos,
relajase, amorcito, obedecí, y sentí como ese pesazo de carne me atravesaba,
sentía placer, dolor y vergüenza, todo a la vez... comenzó a introducir y sacar
esa tranca de mi culo, y el dolor que sentía se trasformo poco a poco en placer.
Paso como media hora y seguía sobre mi, sudoroso, ardiente de placer, se acerco
a mi y me dijo al oído: Quieres ser la putita de Daddy?, entre placer y
vergüenza, mientras su semen recorría mi recto, le dije: Si quiero ser tuyo,
acepta ser Daddy.



Han trascurrido meses desde aquella noche, en la cárcel nadie me molesta, saben
que Daddy cuida de mi, de hecho gracias a Daddy puedo escribir estas líneas,
gracias el estoy en estén programa de rehabilitación, ya no siento vergüenza,
soy el elegido de Daddy, y haré lo necesario para seguir siéndolo. amo a Daddy y
los placeres que me da.



Saludos.



POR CUESTIONES DE PRIVACIDAD ESTE EMAIL FUE REMOVIDO




Por favor vota el relato. Su autor estara encantado de recibir tu voto .



Número de votos: 0
Media de votos: 0


Relato: En la carcel: La elección de Daddy
Leida: 23137veces
Tiempo de lectura: 4minuto/s





Participa en la web
Envia tu relato
Los 50 Ultimos relatos
Los 50 mejores relatos del dia
Los 50 mejores relatos semana
Los 50 mejores relatos del mes



Contacto
Categorias
- Amor filial
- Autosatisfacción
- Bisexuales
- Confesiones
- Control Mental
- Dominación
- Entrevistas / Info
- Erotismo y Amor
- Fantasías Eróticas
- Fetichismo
- Gays
- Grandes Relatos
- Grandes Series
- Hetero: General
- Hetero: Infidelidad
- Hetero: Primera vez
- Intercambios
- Interracial
- Lésbicos
- MicroRelatos
- No Consentido
- Orgías
- Parodias
- Poesía Erótica
- Sadomaso
- Sexo Anal
- Sexo con maduras
- Sexo con maduros
- Sexo Oral
- Sexo Virtual
- Textos de risa
- Transexuales
- Trios
- Voyerismo
- Zoofilia


Afiliados



telatos porno incesto
























Webcams Chicas de jorange.ru
Todo sobre acuarios
Si te gustan los acuarios, suscribete a neustro canal de youtube !!!
Pulsa aqui abajo .



Datos Legales de acuerdo con las leyes españolas LSSI e internacionales 18 U.S.C. 2257

Portal de contenido adulto administrado por :

Principal | Libro de Visitas | Contáctanos | Envia tu relato | Mis Relatos Porno.com