Relato: Violando a mi mujer





Relato: Violando a mi mujer

Casado, 29 años, sin hijos, muy enamorado, pero un poco
insatisfecho en lo que a sexo se refiere con mi señora. Esa es mi descripción.



Ambos trabajamos y mantenemos una muy buena situación
económica, sin embargo el único problema que tiene nuestra relación, es la
formalidad de mi pareja. Muy reacia hacer cosas que estén fuera de lo que se
considera normal, fueron poco a poco molestándome hasta llegar a cansarme.



Muy cariñosa, pero como dije anteriormente muy fría. Todas
nuestras relaciones eran tener sexo en las posiciones normales, no le gustaba
mucho el sexo oral y hacer por detrás, ni pensarlo, poco menos me consideraba un
degenerado.



Andrea , como así se llama mi señora es tiene un físico
espectacular, tetas grandes, una muy marcada cintura, y un culo que deja chica a
cualquier mujer. Es perfecto, grande, redondo, muy suave y muy parado.



Fue a si como un día, leyendo uno de estos relatos, se me
ocurrió la idea de usar un somnífero para poder desvirgar su precioso trasero.



No me fue difícil conseguir con un amigo veterinario una
receta para cumplir mi cometido.



Esa noche, me serví un tragó y le preparé uno a ella. Nos
colocamos a ver televisión y al poco rato se dio vuelta y se quedó profundamente
dormida. Dejé pasar unos 15 minutos y la traté de despertar. Sin embargo ella
estaba completamente a mi merced.



No sabía cuanto duraría el efecto, a si que rápidamente
terminé de desvestirme y prendí la luz. Le retiré las sabanas que cubrían su
cuerpo. Esa noche se había acostado con una muy corta camisa de dormir, sin
sostenes, pero con calzones. La coloque de boca y le saqué sus calzones, dejando
su hermoso culo a mi disposición.



Lo primero que hice fue abrirle sus piernas y besar, hasta
casarme su delicioso culo, centímetro a centímetro. Luego le aplique con mis
dedos una crema lubricante metiendo poco a poco mi dedo hasta lograr una
considerable dilatación.



Me puse mas crema en mi verga y subiéndome a su espalda, le
fui enterrando muy despacio mi verga, abriéndome paso por ese agujero que por
demasiado tiempo se me había prohibido.



La excitación era mucha y cuando mi verga ya no pudo entrar
mas comencé a sacarla lentamente para luego volver a meterla. Comencé a si a
culiarme a mi señora mientras dormía, una y otra vez, disfrutando el roce de su
estrecho agujero, hasta terminar llenándole el culo con litros de mi leche
caliente.



Satisfecho por haber cometido mi objetivo, le limpie muy bien
su culito, con una toalla húmeda, incluso metiéndole uno de sus tampones por el
culo, para eliminar cualquier indicio de semen.



Luego le acomodé la ropa, colocándole nuevamente los
calzones, apague la luz y me dormí.



Como a las dos horas, siento que ella se levanta al baño. Se
demoró un poco mas de lo que se demora cuando va a orinar, por lo que supuse que
estaba haciendo.



Al volver a la pieza, le pregunto si se siente bien. Me dice
que el trago que se había tomado le había caído pésimo y que andaba con
indigestión.




POR CUESTIONES DE PRIVACIDAD ESTE EMAIL FUE REMOVIDO


Por favor vota el relato. Su autor estara encantado de recibir tu voto .


Número de votos: 1
Media de votos: 10.00


Si te gusta la web pulsa +1 y me gusta






Relato: Violando a mi mujer
Leida: 1318veces
Tiempo de lectura: 2minuto/s





Participa en la web
Envia tu relato







Contacto
Categorias
- Amor filial
- Autosatisfacción
- Bisexuales
- Confesiones
- Control Mental
- Dominación
- Entrevistas / Info
- Erotismo y Amor
- Fantasías Eróticas
- Fetichismo
- Gays
- Grandes Relatos
- Grandes Series
- Hetero: General
- Hetero: Infidelidad
- Hetero: Primera vez
- Intercambios
- Interracial
- Lésbicos
- MicroRelatos
- No Consentido
- Orgías
- Parodias
- Poesía Erótica
- Sadomaso
- Sexo Anal
- Sexo con maduras
- Sexo con maduros
- Sexo Oral
- Sexo Virtual
- Textos de risa
- Transexuales
- Trios
- Voyerismo
- Zoofilia


Encuestas

Afiliados