relatos porno
webcams porno webcams porno webcams porno



Pulsa en la foto
- 19 anos


Conexion desde su casa
"Imagen real



Pulsa en la foto
- 22 anos


Conexion desde su casa
"Imagen real"


Pulsa en la foto
- Edad 19


Conexion desde su casa
"Imagen real"


Relato: Mi gran polvo con una brasileña





Relato: Mi gran polvo con una brasileña

Antes de comenzar mi relato, decir que voy a omitir varios
puntos y sobre
todo no voy a utilizar los nombres originales, para que mi experiencia y la
de las personas que participan, siga siendo un secreto el cual solo
conocemos nosotros.


En toda mi vida, desde que tengo razón de ser, siempre me han
atraído
muchísimo las negras y mulatas. Pero nunca había tenido la oportunidad de
mantener ningún tipo de relación sexual con una de estas mujeres, siempre mi
pareja ha sido de etnia blanca, pero nunca morena de piel, siempre muy
claras de piel y el pelo lo más oscuro ha sido castaño claro.


Llego el día que conocí a una muchacha, que aunque pelirroja
de piel muy
blanca y cuerpo escultural, no me llenaba por completo. Pero esta a su vez
tenia una amiga que era brasileña (a partir de ahora la llamare Lidia), mi
chica era muy celosa y más aun sabiendo que a mí me encantaban las mujeres
oscuras.


Lidia era preciosa, tenia unos labios gruesos, unos ojos
grandes, una cara
preciosa, su cuerpo era esbelto y de muy bonitas formas. Como toda
brasileña, su pecho no era grande, pero si estaba muy bien puesto, pero lo
que más me llamaba la atención de ella era ese precioso culito respingon que
se gastaba. Yo estaba deseando hacer locuras con ella, ya que a ella parecía
gustarle mucho las pollas. Todos mis amigos se la tiraron y me hacían rabiar
contándome la forma de la cual se la habían follado. Ya no podía soportarlo
mas, tenia que hacerlo con aquella cacho de puta. Una noche, tras pensarlo
mucho, decidí que se lo contaría a mi novia y le pediría ayuda a ella para
tirarmela, ya que Lidia era bisexual y por lo que se podía ver le encantaba
mi novia, ya que se la comía con los ojos y siempre aprovechaba cualquier
ocasión para sentarse cerca de ella o para propinarle algún roce
fortuito. Al día siguiente me arme de valor y decidí hablar
con mi novia sobre este tema.


- Sonia tras mucho pensarlo y debido a la confianza que ya
tenemos tú y yo
después de 1 año de noviazgo, voy a contarte una cosa y a pedirte un favor,
pero por favor te pido que no me contestes nada hasta el final. Mira como
sabes a mí de siempre me han gustado mucho las mujeres negras o simplemente
conque hayan sido morenas de piel me han excitado mucho. Yo por desgracia
siempre he tenido novias de tez blanca y nada que ver con una mujer negra.


Tú eres muy bonita y me encanta tu cuerpo, pero el cuerpo de
tu amiga Lidia
me fascina, posiblemente esto te violente un poco, pero quiero follarmela y
la única forma que se me ha ocurrido es follarmela contigo, ya que como
sabrás Lidia es bisexual y por su forma de actuar estará muy de acuerdo en
que yo se la meta mientras te come tu lindo chochito rubio. Que te parece?,
estas dispuesta a ayudarme?.


- Ha ayudarte?!, lo que voy ha hacer es partirte la cara hijo
de puta!, sal
de mi cama cabronazo!, no quiero volver a verte.


Las cosas no me fueron muy bien y encima seguro que después
de este mosqueo
mi novia no volvería ha hablarme y perderla era lo ultimo que yo quería,
porque es una chica maravillosa, solo que no entendía que Lidia iba a poder
darme cosas que ella no podía darme. Con la cabeza baja y triste me dirigí
hacia el pub donde todas las tardes nos reuníamos los amigos. Allí estaba
Lidia, tomando café y riéndose como siempre. Me dirigí hacia la barra, pedí
y luego me fui y me senté en la mesa con mis amigos y amigas. Lidia se
percato de que estaba triste y como es muy buena amiga, se acerco a mí para
consolarme.


- Que té pasa?, Dónde esta Vero?, os habéis peleado?.


- Si, nos hemos peleado, ella esta en su casa, estábamos en
la cama y me
echo. He sido tonto.


- Por que?
- Aquí no puedo hablar sobre ese tema.


- Quieres que vayamos a un sitio más tranquilo?
- Si quieres podemos ir a mi casa, mis padres trabajan y estamos solos, allí
estaremos tranquilos.


- De acuerdo vayamos entonces.


No me lo podía creer sin planearlo había quedado a solas con
esa negrita que
quería follarme desde hacia bastante tiempo. Llegamos a mi casa y le dije a
Lidia que se acomodara, se sentó en el sofá.


- Quieres tomar algo Lidia?
- No gracias, siéntate a mi lado y me cuentas lo que ha pasado


No sabia que hacer si contarle toda la verdad y que ella se
fuera cabreada
conmigo o arriesgarme y con suerte echar un polvazo.


- Pues estaba en casa de Vero, estábamos en su cama desnudos
los dos, yo
estaba totalmente empalmado, debido a la excitación le comente algo.


- Me lo puedes contar también a mí, puedes confiar en mi.


- Bien, para empezar a mí desde siempre las mujeres negras me
han encantado,
siempre he querido hacerlo con alguna, pero siempre mis novias han sido
rubias, ni siquiera han estado bronceadas, siempre muy blanquitas de piel
como es el caso de Vero. Al conocerte y saber de tus sesiones de sexo con la
gente de la cuadrilla, he estado deseando follarte, pero no sabia como y
como sé que eres bisexual y te gusta Vero, pues le pedí que participara en
una sesión de sexo conmigo y contigo a la vez. Pero a ella no le sentó nada
bien y me ha echado a la puerta, jodido porque seguramente la pierda, jodido
porque me estaba acariciando la polla de una forma encantadora y me he
quedado totalmente empalmado y lo peor de todo, jodido por que mi plan para
hacerlo contigo se ha ido a tomar por el culo.


- Vaya no sabia que querías hacértelo conmigo, siempre he
visto como me
mirabas de arriba a bajo y nunca sospeche de tus piropos ni de tus sonrisas.


Pero ahora que lo sé, quiero que sepas que no tienes porque
hacer nada mas
que estar a solas para follar conmigo porque te ves muy lindo.


Mientras decía esto ultimo dirigía su mano hacia mi paquete
acariciándolo.


No lo podía creer mi sueño se iba ha hacer realidad. En un
momento estábamos
desnudos los dos, en el sofá, me recostó y bajando su cabeza, dirigió su
boca hacia mi colorado glande, dándole un lengüetazo, que me produjo un
placer infinito. Empezó a mamar a un ritmo frenético y con una de sus manos
acariciaba mis pelotas. De repente sonó el timbre.


- ¡¡¡¡RINGGGGGGGGG!!!!
- Me cago en la puta!


Fui a la puerta sin taparme, porque no tenia la cabeza para
pensar. Era uno
de mis amigos con su novia, ella al verme se asusto, pero él dirigió su
mirada para dentro de la casa y pudo ver a Lidia desnuda. Al ver esto cogió
a su novia del brazo y entraron para adentro, antes de que me diera la
vuelta ya estaba desnudo y de un tirón rompió el diminuto vestido que tapaba
los secretos de su novia. Tenia un cuerpo precioso. Llevaba un sujetador de
encaje precioso que apresure a quitarle mientras a su novio le estabas
propiciando una mamada de ensueño en su largo falo. Aly (así llamare a la
novia de mi amigo) empezó a reaccionar y mientras yo pegaba mas mi cuerpo
para quitar el sujetador y besar su cuello, ella cogió mi polla con las dos
manos y empezó a subir y a bajarlas, estaba en el limbo. Carlos cogió a
Lidia y la llevo hacia el sofá, le chupo el conejo y tras frotarle varias
veces el nabo por su linda raja, se apresuro a metersela. Yo quite el
diminuto tanga a su novia y dándole la vuelta, me arrodille y empecé a
comerle el culo.


- ¡¡¡¡RINGGGGGGG!!!!


Todos los presentes allí pararon sus tareas. Carlos no saco
su polla del coño
de Lidia y yo con las prisas, tampoco me tape, abrí la puerta y sorpresa,
era mi novia!. Joder la había liado, ahora si que estaba muerto, pero por el
contrario muy tranquila, me empujo hacia el interior, cerro la puerta tras
suyo y arrodillándose empezó a comérmela. Joder era increíble lo que me
estaba pasando, pero estaba pasando de verdad. Aly se acerco a nosotros,
mientras su novio follaba con gran frenesí a Lidia. Estaba deseoso de follar
el culo de Lidia, pero no tenia prisa, tenia toda la tarde. Aly desnudo en
un momento a mi novia y situándose entre sus pierna empezó a comerle el coño
a Vero que empezó a comerme la polla con mayor fuerza seguro que por el
gusto que ella sentía en su sexo. Un gran gemido señalo el momento de la
corrida de Carlos, la saco y Lidia se apresuro a limpiarle la punta de los
restos de semen. Yo aparte a mi novia para que para su tarea y ella y Aly
empezaron con un lindo 69. Yo me acerque a donde estaban Carlos y Lidia,
quitando a Carlos le dije a Lidia


- Tu y yo tenemos algo pendiente
- Follame papito


Llame a Vero y le ordene que lubricara el culo de la futura
poseedora de mi
polla, vero me ordeno al momento, no pude resistir metersela al ver tan
lindo chochito rubio al descubierto. Se la clave de una embestida y empecé
un bombeo muy rápido, esto duró unos 4 minutos, hasta que no aguante mas, la
saque como pude y me corrí por toda la longitud de la espalda de Vero,
aparte a esta del culo de Lidia, le pedí que me limpiara los restos de semen
después de haberla follado, a lo que accedió con mucho agrado y le ordene
que en cuanto empezara a follarme a Lidia me chupara los cojones. Cogí la
mano de Lidia y la dirigí a mi nabo para que lo pusiera a tono, que no tardo
mucho en obedecer y recobrar el vigor que tenia al empezar con la orgía.


Puse la punta en la entrada del culo de Lidia y empuje
progresivamente. OH
dios que placer me recorre con solo acordarme de aquella penetración anal!,
no tarde en sentir la lengua de Vero jugueteando por mis huevos, que
chocaban locamente contra el inicio de los glúteos de mí sodomizada Lidia.


Ordene a Vero que se fuera con Oscar y Aly que quería follar
a solas a
semejante puta que tenia empalada en esos instantes por el culo.


Una vez nos quedamos a solas, le pedí a Lidia que se
levantara del sofá, que
ahora le tocaba a ella marcar el ritmo. Me senté en el sofá, cogí mi rabo
por la base apuntando al cielo, Lidia se acomodo para sentarse en el, y poco
a poco fue clavándosela por el culo, yo le cogí sus lindos pechos y los
masajeé mientras ella daba saltos sobre mi tieso capullo. Después de unos
instantes no pude aguantar mas y dando un fuerte grito descargue toda mi
munición blanca dentro del culo de Lidia. Se aparto de mí y se fue hacia el
trío, yo quede tendido en el sofá, con una risa estúpida, Vero se acerco a
mí, limpió los restos de semen de mi capullo y sonriéndome me dio un beso.


- De verdad creías que te iba a dejar solo en un polvo de tal
magnitud?


Desde aquella vez no he probado un culo tan rico como el que
tenia aquella
Brasileña guarra.


Si quieres hablar conmigo me puedes escribir a
POR CUESTIONES DE PRIVACIDAD ESTE EMAIL FUE REMOVIDO


Por favor vota el relato. Su autor estara encantado de recibir tu voto .


Número de votos: 0
Media de votos: 0


Si te gusta la web pulsa +1 y me gusta






Relato: Mi gran polvo con una brasileña
Leida: 518veces
Tiempo de lectura: 7minuto/s





Participa en la web
Envia tu relato
Los 50 Ultimos relatos
Los 50 mejores relatos del dia
Los 50 mejores relatos semana
Los 50 mejores relatos del mes



Contacto
Categorias
- Amor filial
- Autosatisfacción
- Bisexuales
- Confesiones
- Control Mental
- Dominación
- Entrevistas / Info
- Erotismo y Amor
- Fantasías Eróticas
- Fetichismo
- Gays
- Grandes Relatos
- Grandes Series
- Hetero: General
- Hetero: Infidelidad
- Hetero: Primera vez
- Intercambios
- Interracial
- Lésbicos
- MicroRelatos
- No Consentido
- Orgías
- Parodias
- Poesía Erótica
- Sadomaso
- Sexo Anal
- Sexo con maduras
- Sexo con maduros
- Sexo Oral
- Sexo Virtual
- Textos de risa
- Transexuales
- Trios
- Voyerismo
- Zoofilia


Encuestas

Afiliados












relatos eroticos












Webcams Porno Exclusivas


Principal | Libro de Visitas | Contáctanos | Envia tu relato | Mis Relatos Porno.com