Relato: Las cosas no siempre terminan bien



Relato: Las cosas no siempre terminan bien

Ellos llegaron a la casa de mi amiga Camila, nos saludaron a ambas, dos primos, uno llamado Mateo y el otro Albaro. Comimos, y a medida que lo miraba me ponia cada vez mas caliente.



Empezamos a hacer una especie de juego de cartas para ver quien besaba primero a quien. Albaro y yo ganamos y les toco a Camila y Mateo besarse primero, luego lo hicimos nosotros. Los besos se empezaron a poner cada vez mas apasionantes, y Camila decidio bajar con su chico, para tener mas privacidad. Sus padres estaban en la otra parte de la casa.


Con Albaro, nunca nos habimos visto, pero poco a poco la timidez se empezo a esfumar. Nos besabamos salvajemente, y el empezaba a tocarme. Yo no me quede atras, y baje lentamente mi mano de su cuello a su estomago, el la tomo y poco a poco la fue bajando hasta su pene, haciendo que yo lo tocara por encima del pantalon. Estabamos a mil, y yo sentia como me empezaba a mojar. Nos separamos y el se desabrocho el pantalon, para que yo pudira meter la mano, lo hice, sintiendo su verga extremadamente dura. El ahogo un jemido, para que los padres de mi amiga no pudieran escucharnos. Asi seguimos, un rato, hasta que el estaba a punto de correrse, cuando lo hizo, me apreto fuertemete contra su cuerpo, y toda mi mano se mojo con su semen.


Ya no aguantaba mas, necesitaba sentirlo, y rapidamente saque su pija de el pantalon y empece a chuparsela para que se endureciera nuevamente. Cuando lo hizo, lo tire encima de la mesa del quincho, me quite la ropa, y lentamente empece a sentarme encima de su miembro, sintiendo poco a poco como me llenaba. Empece a moverme de una manera alocada, ignorando el dolor, ya que era la segunda vez que lo hacia. Su carita de placer me exitaba cada vez mas, y me corri con un brutal orgasmo.


Luego, el me puso de perrito, y hacercando un dedo a mi ano, me lo empezo a dilatar, yo estaba aterrada, nunca lo habia hecho por ahi y todas decian que dolia muchisimo. Pero el placer podia conmigo y lo deje continuar. Cuando hubo acabado de dilatarme, acerco su verga a mi agujerito, y hizo presion, causandome un fuete dolor su glande entro en mi, y con otro empujo en resto de su pene. Empezo a moverse suavemente, y a mi me empezo a gustar. Siguio asi un momento hasta que acelero el ritmo, le dije que no tan fuerte, porque me dolia, pero el estaba cegado. Empezo a darme muy fuerte, a todo lo que daba,lo unico que se escuchaba eran mis gritos de dolor, rogandole que parar y sus testiculos chocando contra mi culo. Sentia que me partian, y yo no podia hacer mas que quedarme inmovil. De repente, de una fuerte embestida, me la metio hasta el fondo, y mientras yo lanzaba un alarido, el se corrio dentro de mi.








Tengo 14 años y este es mi primer relato. Espero que lo disfruten, y si les gusta contare el siguiente sobre mi primera vez. saludos.



Por favor vota el relato. Su autor estara encantado de recibir tu voto .



Número de votos: 0
Media de votos: 0


Relato: Las cosas no siempre terminan bien
Leida: 20188veces
Tiempo de lectura: 5minuto/s





Participa en la web








Contacto
Categorias
- Amor filial
- Autosatisfacción
- Bisexuales
- Confesiones
- Control Mental
- Dominación
- Entrevistas / Info
- Erotismo y Amor
- Fantasías Eróticas
- Fetichismo
- Gays
- Grandes Relatos
- Grandes Series
- Hetero: General
- Hetero: Infidelidad
- Hetero: Primera vez
- Intercambios
- Interracial
- Lésbicos
- MicroRelatos
- No Consentido
- Orgías
- Parodias
- Poesía Erótica
- Sadomaso
- Sexo Anal
- Sexo con maduras
- Sexo con maduros
- Sexo Oral
- Sexo Virtual
- Textos de risa
- Transexuales
- Trios
- Voyerismo
- Zoofilia


Afiliados