Relato: El diario de una adolescente muy cachonda...



Relato: El diario de una adolescente muy cachonda...

Yo tenía 15 años, lo conocí por Internet. Hablábamos y nos veíamos por webcam. El tenía 23 años, era alto, de estructura fuerte. En todo momento me incitaba a que pasará algo entre nosotros, no por que sintiera algo por mi, si no por que era el típico obsesionado con su polla. No le importaba ni edad, ni físico, ni nada. Sólo buscaba un rato de placer cuando a él le hacía falta descargar.

Una noche me dijo que nos viéramos personalmente, y le dije que si.
Paso a buscarme a la media hora en su coche grande muy amplio 4 x 4.
Al principio estaba nerviosa pero rápidamente me hizo entrar en confianza, por que era muy amable. Me llevo al monte, paro el coche y me dijo que nos pusiéramos atrás.

Se quito los zapatos y el pantalón, dejando al aire su polla grande, gorda y dura, mientras sus huevos gordos depilados le colgaban. Rápidamente me puse cachonda, sentía como mi coño se mojaba. Sin vergüenza, se la agarre, lo pajee, le acaricie los huevos. Me dijo que se la chupara agarrandosela y poniéndola en mi boca. Lami la cabeza de su polla en círculos, se la chupetee y me meti cada vez más su trozo en la boca, pajeandolo le hacía una deliciosa mamada que lo hacía gemir y agarrarme la cabeza, obligandome a chupar su rabo duro. Lo pajee y lami sus dos huevos metiendolos en mi boca, saboreando sus bolas un buen tiempo. Se puso depie como pudo y me agarró la cabeza para follarme la boca. Sin agarrarle la polla me fallaba la boca como si fuera un coño, mientras yo agarraba sus huevos.
Estaba muy cachonda y no podía aguantar más las ganas de tenerlo dentro. Su enorme miembro me encendía demasiado. ¡Le pedí por favor que me follara! Me quedé totalmente desnuda, el se puso el condón pero le molestaba por que su polla era muy gorda, así que decidimos follar a pelo, piel a piel, dos desconocidos, cachondos, que no pensaban, sólo querían sentir placer.
Se sentó y yo me subí sobre el mirándolo. Me clave despacito su polla, pero hasta el fondo de mi. Gemi , lo agarre fuerte, y le dije que me había enamorado de su pollon.
Me moví y subí suavemente un rato para que mi coño le fuera mojando mucho toda su polla. Me agarró las nalgas fuerte con sus manos grandes, mientras tenía todo su trozo dentro. Sentía sus huevos gordos pegados en mi culo y golpearlo en cada pollaso que me daba.
Me lamio y agarró fuerte las tetas mientras yo me movía. Me susurro al oído que quería darme fuerte y me acostó, poniéndose entre mis piernas, roso su polla por mi raja y me la metio de golpe hasta el fondo. Me dio pollasos rapido, se escuchaba el sonido de sus huevos gordos chocar. Me agarró por el cuello y me dijo que se corría...
Sentí muy delicioso que me corriera el coño y dejará su polla dentro...

Después de esa noche estuvimos viéndolos personalmente unas dos o tres veces al mes. Aveces sólo le hacía mamadas y tragaba su semen, pero la mayoría de veces me follaba como si yo fuera su puta.



Por favor vota el relato. Su autor estara encantado de recibir tu voto .



Número de votos: 6
Media de votos: 6.17


Relato: El diario de una adolescente muy cachonda...
Leida: 26236veces
Tiempo de lectura: 5minuto/s





Participa en la web








Contacto
Categorias
- Amor filial
- Autosatisfacción
- Bisexuales
- Confesiones
- Control Mental
- Dominación
- Entrevistas / Info
- Erotismo y Amor
- Fantasías Eróticas
- Fetichismo
- Gays
- Grandes Relatos
- Grandes Series
- Hetero: General
- Hetero: Infidelidad
- Hetero: Primera vez
- Intercambios
- Interracial
- Lésbicos
- MicroRelatos
- No Consentido
- Orgías
- Parodias
- Poesía Erótica
- Sadomaso
- Sexo Anal
- Sexo con maduras
- Sexo con maduros
- Sexo Oral
- Sexo Virtual
- Textos de risa
- Transexuales
- Trios
- Voyerismo
- Zoofilia


Afiliados